Vuelos a San Petersburgo | Finnair España

Vuelos a
San Petersburgo

Vuelo desde
Vuelo a
LED,
Pasajeros
1 adulto
Clase de viaje
Todas las clases
Fecha de salida
Fecha de vuelta
Precio por adulto desde

GUÍA DE VIAJE: SAN PETERSBURGO

Hay pocas ciudades que puedan estar a la altura de San Petersburgo en lo que a cultura, historia y magnificencia se refiere. Se trata de una ciudad plagada de galerías y museos mundialmente famosos, desbordante de cultura e impregnada por una historia centenaria. Para el visitante en busca de cultura, este es el sitio perfecto. Aunque también presenta una cara moderna emergente que encantará al viajero que busque algo más actual. La guía de viaje de San Petersburgo de Finnair le ayudará en su visita a la "Venecia del Norte".

Sin duda, la atracción más famosa de San Petersburgo es El Hermitage, en el palacio de invierno. Este lugar de interés mundialmente famoso es uno de los epicentros del arte clásico, con millones de piezas de todo el mundo y de todas las épocas. Empápese de aún más cultura disfrutando del ballet en el magnífico teatro Mariinsky. Sumérjase en la opulencia de la Rusia imperial en la iglesia del Salvador de la sangre derramada, un edificio profusamente decorado que se eleva sobre un canal. La catedral de Kazán constituye un imponente testamento de la grandeza de la ciudad con sus elevadas columnas. Imagine el poderío militar de la época mientras recorre los muros de la fortaleza de San Pedro y San Pablo, que alberga una iglesia en la que están enterrados numerosos zares. Al final del día, suba a bordo de un ferry, navegue por uno de los muchos canales y déjese maravillar por algunos de los edificios más impresionantes de Europa.

Tsarskoye Selo: antigua residencia de la familia imperial, esta pequeña ciudad resulta de gran interés para aquellos que gustan de explorar la historia.

Peterhof: con gran abundancia de arte y arquitectura, se trata de un lugar que el viajero no se puede perder. A solo una hora de distancia en coche.

Veliky Nóvgorod: experimente la Rusia auténtica, ideal para una escapada de fin de semana.

Salir de compras en San Petersburgo es una mezcla ecléctica de bulliciosos mercados, vendedores callejeros y atractivas tiendas. Puede que no encuentre algunas de las marcas que ya conoce, pero sí una nueva favorita entre la selección local a su disposición.

Nevsky Prospekt: la calle más conocida de la ciudad es la sede natural de las tiendas más elegantes. Aquí encontrará marcas de lujo, y precios en consonancia, aunque también verá vendedores callejeros que comercian todo tipo de mercancía a solo unos metros de distancia.

Passazh: continuando con el lujo, este es el centro comercial más exclusivo (y también el más caro) de la ciudad. Diríjase aquí para maravillarse ante los artículos que se ofertan, e incluso comprar alguno, si es lo suficientemente osado.

Gostiny Dvor: el centro de compras más antiguo de la ciudad, era el lugar de ventas de la clase comerciante. Caro, pero merece la pena verlo.

Mercadillo de Udelnaya: mézclese con los lugareños en este mercado auténticamente ruso situado al norte de Nevsky Prospekt en metro. Esta creciente congregación de compradores y vendedores tiene productos para todos los presupuestos y gustos.

La comida rusa es única, tiene una larga historia y ha realizado sabrosas contribuciones a la cocina mundial. Existen muchos platos que debería probar cuando salga por San Petersburgo para captar el verdadero sabor del país.

Pelmeni: pequeñas albóndigas de carne especiada envueltas en una masa y hervidas. Se sirven con una pizca de salsa smetana y diferentes acompañamientos.

Borscht: mundialmente famosa sopa de color rojo oscuro, perfecta para un día de invierno. Deliciosa y sustanciosa, podrá encontrarla con o sin carne.

Blini: estas pequeñas tortitas, típicamente rusas, se fríen y sirven con diferentes ingredientes, siendo los más tradicionales la salsa smetana y las huevas.

Cocina georgiana y uzbeka: estas antiguas repúblicas de la Unión Soviética hicieron sus propias contribuciones a la cocina de Rusia que merece la pena probar. Hay restaurantes repartidos por toda la ciudad, pídale a los lugareños que le recomienden alguno.

Pirozhki: pequeños pasteles rellenos de carne, queso y especias.

Stroganoff: otra exportación rusa bien conocida, este cremoso estofado es muy completo con sus tradicionales trozos de ternera.

: a los locales les encanta el momento del té, lo que significa que hay una gran variedad de tiendas y cafés especializados repartidos por la ciudad.

Vodka: un viaje a San Petersburgo no puede considerarse completo sin probar una de las creaciones rusas más famosas. Hay literalmente miles de variedades diferentes, aunque la versión original transparente y vigorizante es la más apropiada para cualquier momento del día.

Existen muchas formas de desplazarse en San Petersburgo, según dónde desee ir y cuánto quiera pagar.

Metro: el sistema de metro de la ciudad es masivo, y tiene que serlo para prestar servicio a la ingente cantidad de viajeros que atraviesan la ciudad todos los días. La red abarca casi toda la ciudad y es barata y relativamente segura. En las horas puntas se encuentra increíblemente atestado. Merece la pena ver las propias estaciones, muchas de ellas decoradas con temáticas diversas. Los viajes de ida se pagan mediante fichas compradas en kioscos y máquinas expendedoras en las estaciones. Existen mapas disponibles en inglés, aunque los anuncios se hacen exclusivamente en ruso.

Taxi: aunque hay miles de taxis pululando por la ciudad a todas horas, no todos ellos son fiables. A pesar de que la mayoría de conductores son honestos, existe un problema con los taxis ilegales. En caso de duda, solicite en su hotel que le pidan uno de una empresa de confianza. Muchos conductores no saben inglés, por lo que resulta recomendable llevar su destino anotado en un papel.

A pie: pasear por San Petersburgo presenta una de cal y una de arena; por un lado, hay zonas diseñadas claramente con los peatones en mente (como los centros comerciales situados en torno a muchos lugares de interés), mientras que muchas otras no ofrecen espacio alguno para el tráfico peatonal. Puede que se vea obligado a compartir las calles con vehículos, así que tenga precaución al cruzarlas o caminar entre el tráfico. La ciudad es enorme, y lo recomendable es caminar solamente para investigar lugares de interés que estén cerca.

Autobuses y tranvías: completan el sistema de metro los autobuses y tranvías que recorren la ciudad. Estos resultan muy útiles para acceder a zonas que están peor comunicadas con el metro. Los billetes se compran a los cobradores una vez se encuentre a bordo, pero tenga preparado el precio exacto.

Da
No
Net
Hola
Privet
Adiós
Poka
Gracias
Spasibo
Disculpe
Izvinite

Moneda: rublo ruso (RUB)

Electricidad: 220 voltios, 50 Hz, enchufe europeo tipo C

Propinas: son bienvenidas, pero no necesarias.

Pagos con tarjeta: las tarjetas no están ampliamente aceptadas, especialmente en los establecimientos más pequeños.

Zona horaria: San Petersburgo (Rusia) UTC/GMT + 3 horas

Agua corriente: no siempre es seguro beberla, así que lleve siempre consigo agua embotellada.

AEROPUERTO PULKOVO

El aeropuerto está situado 15 kilómetros al sur de San Petersburgo.

  • Vuelos de Finnair: terminal 1
  • La facturación comienza dos horas antes de la salida.
  • La facturación finaliza 45 minutos antes de la salida.,


Navegación a la página: San Petersburgo